Reflexiones de madrugada

reflexiones de madrugada

Todo es cuestión de actitud. Por eso este sábado me levanté (no muy temprano), me pinté los labios bien rojos y la raya del ojo bien marcada, le di al play en el iMac para que sonara la lista ‘Starred‘ de Spotify y me puse a limpiar con una sonrisa de oreja a oreja. He de reconocer que al principio tuvo su gracia, pero al final limpiar fue tan coñazo como siempre. Pero al menos me ha servido para comenzar este post, que sin duda le debía a alguien. A mí.
Sigue leyendo

Etiquetado , ,

Son animales, pero no gilipollas

perro cachorro

La ví en una foto en Internet, con sus ojitos claros y chispeantes, su pelo canela brillante y tan llena de vida. Alguien de la protectora de animales Asha (@ashaprotectora) decía de ella en su página de Facebook algo que me hizo sonreír y no olvidarla nunca más:

“…es la hembrita mas clara, con su pelito dorado y su trufa rosa, es la jefecilla del grupo, la mas valiente, descarada y bichilla, es una chulilla que va andando y ladrando como si fuera mayor, es graciosísima y divertida.”

Y es que así es Margot, como se llama mi princesa. No sé de qué raza es pero es bonita a rabiar, no tiene pedigree pero camina toda chula y bien firme porque vale muchísimo y lo sabe, y es pequeñaja pero no tiene miedo ninguno a olisquear los traseros de todos los perros del parque,  ¡¡aunque para alcanzarles tenga que dar saltos!!

Sigue leyendo

Y tú más…

pleno getafe ordenanzas fiscales

El Pleno del pasado miércoles, 6 de noviembre, finalmente logró su cometido de aprobar las Ordenanzas Fiscales para 2014, esperemos que el de presupuestos corra la misma suerte, porque hay que entender que Gobernar es difícil, en Getafe aún más, pero hacerlo sin un presupuesto y unos impuestos aprobados… Oye, para mí tiene su mérito. Pero hasta que la oposición al final permitió, que no apoyó, la aprobación de forma provisional de los impuestos, la sesión plenaria fue un ir y venir de piedras de un tejado a otro.

Tras un tiempo retirada de la actualidad política, pero en ningún caso ausente, tenía mis dudas sobre si iba a ser capaz de seguir el hilo del cruce de acusaciones. Pero he de reconocer que escuché frases como ‘eliminación de la tasa de basura’, ‘28 millones de El Rosón’ o ‘las viviendas para mayores’, y sonreí porque me sentí de vuelta en casa.

Sigue leyendo

La primera vez… (III)

La primera vez... (III). Oponente Aleatorio

¡Ireeeeeeee! ¡Arribaaa! ¡Son más de las doce de la mañana! –Entra Sara en la habitación de Irene gritando.– Te recuerdo que hemos quedado con las chicas para tomar unos vinos por La Latina y no quiero llegar tarde por tu culpa, ¡así que venga, arriba! –Le grita una vez más lanzándole un cojín rosa fucsia de terciopelo directo a la cara.

¡Dios! ¿No puedes ser un poco más suave a la hora de despertarme?

¿Suave? Mira, para ñoñerías ya tienes a tu ‘inglesito’ pecoso, que más soso no puede ser el pobre, ¡yo no sé por qué estás con él!

¡Oye, guapa! Con Brendan no te metas, ¡eehhh! Que es muy lindo y muy cariñoso.

¿Lindo? ¿Cariñoso? ¡Buah! ¿Pero se le levanta o no se le levanta?

¡¡Joder!! ¡¡Sara cállate!! –Le grita Irene tirándole el cojín de vuelta. Se levanta de la cama y se calza sus zapatillas preferidas de andar por casa.– ¡Ah! Y que sepas que siempre llegamos tarde porque tú, ¡rockera de pacotilla! –le dice tirándole de un mechón de pelo– nunca te decides sobre qué sombra de ojos te pega mejor con la ropa que llevas o porque no encuentras las bragas de color verde pistacho que van a juego con la camiseta, siempre rota, que te has puesto, ¡pesada, que eres una pesada! Que aún recuerdo el día que tuve que secártelas con secador porque estaban recién sacadas de la lavadora y, claro, ¿cómo ibas a salir sin ellas si llevabas la camiseta que va a juego? ¡Ains, me desesperas!

Sigue leyendo

Etiquetado , , ,

Hoy me dio por estar triste…

escribir

El folio en blanco. Escribo. Cuando era niña todo era más fácil, sin duda; hasta escribir era infinítamente más fácil. Las letras se unían formando frases que se me escapaban de las manos deslizándose solas por el papel, y ahora la tinta de mi Bic negro se atasca a cada palabra que escupo y casi no me deja avanzar. Entonces hubiera sido tan fácil como cambiar de bolígrafo.

Qué claro y limpio queda el texto en la pantalla del iMac, no así en mi libreta, toda llena de tachones. Sí, tachones, nada de darle a ‘delete‘ para eliminar, porque escribir a ordenador es como volver a ser niña, es más fácil; eliminas y no queda ni rastro de los errores cometidos, de los imprevistos, de las confusiones del camino, de los secretos que ibas a contar y al final te guardas para ti, sólo para ti, por ser algo tan íntimo que ni en voz alta te atreves a decir para no oírte a ti misma, no vaya a ser que descubras lo que escondes, lo que callas, lo que anhelas, lo que sueñas.

Sigue leyendo

Etiquetado , , ,